Guía para Vender desde Instagram con y sin Dropshipping.

Guía para Vender desde Instagram con y sin Dropshipping.

La novedosa técnica de Dropshipping ha venido a desbancar al negocio tradicional, ya que se trata de una técnica que combina herramientas de marketing con el eficacia y eficiencia empresarial. El objetivo de la misma es vender por Internet productos desde una página web que no es la que se encarga de gestionar el pedido y envío, sino que actúa como intermediaria entre un proveedor y el destinatario final. Es lo que hacen muchas páginas que traen artículos de China o Taiwán, por ejemplo. De esta manera la relación del cliente es sólo con el intermediario y desconoce quién es su proveedor.
Mediante el uso de esta técnica el empresario ( intermediario) abandona la gestión de los campos de envío, entrega y almacenaje de productos, quedando encomendada a los propios fabricantes o tiendas base.
El cliente, contacta en todo momento con el intermediario que es el que se encarga de hacer llegar su pedido al fabricante. De este modo, el intermediario se centra únicamente en lograr ventas que generarán beneficios tanto para él como para el distribuidor.
Se trata de una técnica sencilla para lanzarte al mundo de la venta por Internet y aunque habrás oído que muchísimas ecommerce están lanzándose al mundo de la venta por Instagram te preguntarás si tu también puedes vender sin tienda online en Instagram.

INSTAGRAM Y DROPSHIPPING ¿UNA BUENA COMBINACIÓN?

Instagram es la red social preferida por los jóvenes, que son el colectivo más proactivo a comprar de manera online. Son usuarios con inquietudes, con perfiles consumistas y curiosidad por los nuevos mercados y mercancías. En este terreno el Dropshipping se instaura como una manera de vender muy competitiva. Junto a esta red social basada en la imagen y la estética como el 90% de su política, podemos encontrar un buen campo donde trabajar entre cliente y vendedor. Pero es posible abrir una tienda Dropshipping en Instagram?

La respuesta es afirmativa pero siempre cumpliento los requisitos de política de Instagram que son entre otros elaborar un catálogo de productos.

¿Inconvenientes?

 

Unos cuantos. Empezando porque no vamos a tener un catálogo propio, sino que el dropshipping se basa en los productos de otro proveedor. Pero no os asustéis, si sois de los que sí contáis con una tienda de dropshipping completa, podréis sincronizar el catálogo.

Por otro lado están las etiquetas de producto. Debemos ser cuidadosos con la configuración de las mismas porque en las publicaciones de Instagram debe aparecer el precio final y completo, para que el cliente no se lleve sorpresas innecesarias

GUÍA PARA CONFIGURAR LA TIENDA DE INSTAGRAM.

Ahora que ya sabes cómo vender desde Instagram con dropshipping, es necesario que conozcas qué pasos debes cumplir para vender y configurar la página de Instagram Shopping. Esto será así tanto para empresas de Dropshipping como normales.

1. Crea un perfil de empresa.

Lo primero que debes hacer es crear una cuenta en Instagram e introducir todos lo datos y cuando lo tengas hecho, accede a la configuración de tu perfil y busca las “Herramientas para Empresas en Instagram”. Sigue los pasos desde la propia plataforma y en un abrir y cerrar de ojos estás listo para empezar.

 

2. Comprueba los requisitos

Bien a priori, bien a posteriori, no puedes dejar de comprobar qué requisitos son los necesarios para configurar tu tienda, son las exigencias de Instagram. En la siguiente imagen te mostramos cuales son esos requisitos. Podrás encontrarlos de manera más detallada en la página de Herramientas de Instagram para Empresas.

 

 

3. Tener conectado un catálogo.

Uno de los requisitios para vender en Instagram es contar con un catálogo conectado con tu página de Business Manager de Facebook, como podrás leer más arriba.

Para configurarlo tienes varias opciones:

  1. Desde tu propia página de Business de Facebook.
  2. Desde tu plataforma de ecommerce (si usas Shopify o Bigcommerce)
  3. Usar el administrador de catálogos ( herramienta del propio Facebook).

Es muy sencillo, sólo debes hacer clic en la opción que más se ajuste a ti y será el propio Instagram quien se encargue de ponerte paso a paso, manos a la obra.

Si eres de los que usa Shopify como plataforma de venta estás de enhorabuena ya que es una de las plataformas más sencillas para usar la venta desde Instagram. Sólo tienes que descargar la aplicación, acceder al panel de control de tu tienda, hacer clic en “añadir canales de venta” y seleccionar Instagram. Es un par de pasos tendrás la tienda montada.

4. Comienza a etiquetar y subir productos.

Una vez configurada la cuenta, sólo debes ponerte manos a la obra con el estilo de tu tienda. Lo primero que debes hacer es hacer fotos de calidad de tus productos y usarlas de una manera correcta: por ejemplo, si vendes camisas, intenta mostrarlas puestas en una modelo y no encima de una cama, para que la gente pueda conocer cómo lucen. Una vez hechas las fotografías, etiqueta las fotos. Si has cumplido con el paso de configurar el catálogo, cuando hagas clic en el producto se te abrirá un desplegable y lo único que debes hacer es buscar el producto en cuestión y añadir la etiqueta. Comparte y listo. Las etiquetas sirven para que los usuarios puedan conocer información sobre el producto, como su nombre, precio y demás características. Como una etiqueta en una prenda física, por ejemplo.

Comienza a etiquetar y subir productos.

¿Qué beneficios tiene vender desde Instagram?

Uses el método que uses, Vender en Instagram es tu plataforma y aunque nosotros te recomendamos que uses siempre la sincronización del catálogo de tu ecommerce para poder llevar una gestión centralizada, es indudable que Instagram necesita de Facebook para vivir. Esta unión hace que las posibilidades de publicidad sean cada vez mayores. La plataforma ofrece innumerables herramientas para empresa que se añaden a los ya conocidos hashtags e stories, como los anuncios, las llamadas a la acción o la pestaña de compras en la lupa, para que tus productos sean mostrados a los usuarios según sus preferencias.